Cómo calcular el finiquito: conocer la indemnización correspondiente en un despido

Cuando finaliza la relación laboral entre un trabajador y la empresa, tenemos derecho a un finiquito, es decir, los conceptos salariales que le corresponden por su tiempo de trabajo en la compañía. Si este es su caso y quiere saber cuánto dinero le corresponde de indemnización, en Doolfee Times se lo explicamos. Un finiquito debe recoger los siguientes conceptos:

– El sueldo de los últimos días trabajados del mes en el que se produce el cese.

– Las pagas extraordinarias, que normalmente son semestrales. En este caso, el empleado tiene derecho a recibir la parte correspondiente a la paga del semestre en el que deja de trabajar. Se calcularía desde el inicio del semestre hasta la fecha de cese. En el hipotético caso de que esas pagas fueran anuales, se deben cobrar las dos pagas extraordinarias calculadas desde la última vez que las recibió hasta la fecha del cese.

– El dinero correspondiente a las vacaciones no disfrutadas, calculadas desde el 1 de enero del año en curso hasta el día de cese, a razón de 2,5 días por mes trabajado. A esta cantidad habría que descontar los días disfrutados, en el caso de que los hubiera.

– Dependiendo del tipo de contrato, hay ocasiones en las que el finiquito recoge posibles indemnizaciones, como puede ser el caso de algunos contratos de duración determinada, y otras pagas extraordinarias reguladas en el convenio que se aplique en ese caso, por ejemplo, la paga de marzo o de beneficios.

En Internet proliferas varias páginas web que ofrecen calculadoras de finiquito, para que el propio trabajador pueda saber de antemano cuánto dinero le debe la empresa que lo ha despedido. Los campos que hay que rellenar suelen ser los siguientes: salario bruto anual, fecha del inicio del contrato, fecha del fin del contrato, números de pagas, días de vacaciones al año, días de vacaciones disfrutados en el año y número de días al año de indemnización por despido. A partir de ahí, le saldrán diferentes campos con la cantidad total que tiene que recibir el trabajador, desglosada por conceptos.

Pongamos un ejemplo: un empleado con un sueldo anual bruto de 20.000 euros, con 12 pagas anuales, que empezó a trabajar el 1 de enero de 2013 y el despido se produjo el 30 de junio (6 meses después), con 30 días naturales de vacaciones al año y habiendo disfrutado ya de 7 días. Pongamos que la causa del despido es improcedente, es decir, tiene derecho a 45 días al año de indemnización. ¿Cuál será su finiquito? Si accedemos a la calculadora, veremos que ese trabajador tiene derecho a recibir una cantidad de 3.389,16 euros.

Ojo con el cálculo de las indemnizaciones en el caso de despido improcedente, ya que hasta el 12 de febrero de 2012 da derecho a 45 días por año trabajo (con un máximo de 42 mensualidades) y desde dicha fecha, los días que se perciben se reducen a 33 por año trabajado (con un máximo de 24 mensualidades). Lo que sí hay que tener en cuenta es que, al ser una indemnización, esta cantidad no cotiza a la Seguridad Social ni al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).